Día de las personas con discapacidad

Hacer realidad el lema “no dejar a nadie atrás”.

El lema de la Agenda 2030 es “no dejar a nadie atrás”, con ello hace un especial énfasis en las poblaciones vulnerables como lo es la población con discapacidad en el mundo. La Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad establece que los Estados parte deberán promover la igualdad y eliminar cualquier forma de discriminación para garantizar la igualdad y equidad en el acceso a todos los derechos y libertades de las personas con discapacidad.

En Guatemala alrededor de 1.6 millones de personas viven con alguna discapacidad y en el mundo alrededor de 2 billones de personas. Se sabe que en algunas sociedades las personas con discapacidad a menudo terminan viviendo aisladas, siendo víctimas de discriminación y exclusión.  Por lo tanto, hacer realidad la promesa de no dejar a nadie atrás conlleva la armonización de  la Convención con los marcos legislativos nacionales y garantizar el acceso de las personas con discapacidad al sistema educativo y posteriormente al mundo laboral sobre todo en contextos como el guatemalteco.

Para implementar estas medidas es necesario que el Estado de Guatemala garantice el acceso a una educación inclusiva, que promueva un monitoreo constante de los apoyos y las adecuaciones curriculares que sean necesarias para evitar el abandono escolar, especialmente de las niñas y niños con discapacidad. Sin olvidar que para ello, es imprescindible se le brinde el acompañamiento y formación necesarias, a las y los docentes para garantizar aulas inclusivas. Posteriormente, articular esfuerzos junto a la academia y el sector privado, que promuevan y permitan la inclusión de personas con discapacidad en la actividad económica.

El SNU en Guatemala ha desarrollado múltiples esfuerzos para acompañar al Estado en la creación de Políticas Públicas, que garanticen los derechos de las personas con discapacidad. Actualmente desarrolla un proyecto interagencial en el cual participan, OACNUDH, PNUD y UNESCO con el fin de promover la inclusión educativa y laboral de la juventud con discapacidad en la Ciudad de Guatemala.

Hoy 3 de diciembre se conmemora el Día Internacional de las Personas con Discapacidad el cual fue declarado por la Asamblea General de la ONU en 1992, con el fin de prestar especial atención a la población con discapacidad en el mundo y  promover su bienestar y participación social.  La agenda 2030 ve a las personas con discapacidad como agentes de cambio y promueve su empoderamiento desde todas las esferas sociales, política y económicas para asegurar el desarrollo sostenible, inclusivo e igualitario.

Está demostrado una vez eliminadas todas las barreras del entorno las personas con discapacidad participan activamente y productivamente de una vida social y económica dentro de sus comunidades. 

 Mensaje del Secretario General

Más de mil millones de personas de todo el mundo viven con alguna forma de discapacidad. En muchas sociedades, las personas con discapacidad a menudo terminan desconectadas, viviendo aisladas y discriminadas.

 

Con su promesa de no dejar a nadie atrás, la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible representa el compromiso de reducir la desigualdad y promover la inclusión social, económica y política de todos, incluidas las personas con discapacidad, lo que conlleva aplicar la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad en todos los contextos y en todos los países. También significa integrar las voces y preocupaciones de las personas con discapacidad en las agendas y políticas nacionales.

 

Hoy, las Naciones Unidas publican el informe principal de las Naciones Unidas sobre discapacidad y desarrollo de 2018: consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible por, para y con las personas con discapacidad. En ese informe se muestra que las personas con discapacidad se encuentran en una situación de desventaja en lo que se refiere a la mayoría de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, pero también se pone de relieve el creciente número de buenas prácticas que pueden crear una sociedad más inclusiva en la que las personas con discapacidad puedan vivir de forma independiente.

Mensaje del Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres

Una sociedad incluyente

Está ampliamente demostrado que, una vez eliminados los obstáculos a la integración de las personas discapacitadas, estas pueden participar activa y productivamente a la vida social y económica de sus comunidades. Por ello es necesario eliminar las barreras de la asimilación de los discapacitados a la sociedad.

La Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad Documento PDF reconoce que la existencia de estas barreras es un componente esencial de su marginación. La Convención subraya que la discapacidad es un concepto evolutivo «resultado de la interacción de las personas con disfunciones y de problemas de actitud y de entorno que socavan su participación en la sociedad».

La accesibilidad y la inclusión de las personas con discapacidad son derechos fundamentales reconocidos por la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidades. Son las condiciones sin las cuales no pueden disfrutar de sus otros derechos. La Convención (artículo 9) pide que las personas con discapacidad puedan llevar una vida independiente y participar de forma activa en el desarrollo de la sociedad. Solicita a los Estados que tomen las medidas apropiadas para darles pleno acceso a la actividad cotidiana y eliminar todos los obstáculos a su integración.

Empoderar a las personas con discapacidad y garantizar su integración e igualdad

Este lema de este año se centra en el empoderamiento de las personas con discapacidades para asegurar un desarrollo sostenible, inclusivo e igualitario y de esta manera, cumplir con la Agenda de Desarrollo Sostenible.

La Agenda 2030 se compromete a “no dejar a nadie atrás”. Las personas con discapacidades, como beneficiarios y como agentes de cambio, pueden acelerar el avance hacia un desarrollo inclusivo y sostenible, así como promover unas sociedades resilientes para todos, incluidos los ámbitos de la reducción del riesgo de desastres y la acción humanitaria, además del desarrollo urbano. Es necesario que los gobiernos, las personas con discapacidades y las organizaciones que las representan, las instituciones académicas y el sector privado trabajen en equipo para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

En este Día Internacional, reafirmemos nuestro compromiso de trabajar juntos por un mundo mejor que sea inclusivo, equitativo y sostenible para todos, y en el que los derechos de las personas con discapacidad se hagan plenamente efectivos.

 

 

 

 

 

El Día Internacional de las Personas con Discapacidad fue declarado en 1992 por la Asamblea General de las Naciones Unidas mediante una resolución Documento PDF. El objetivo es promover los derechos y el bienestar de las personas con discapacidades en todos los ámbitos de la sociedad y el desarrollo, así como concienciar sobre su situación en todos los aspectos de la vida política, social, económica y cultural.

Tomando como base muchos años de trabajo de las Naciones Unidas en el área de las discapacidades, la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, aprobada en 2006, ha avanzado aún más los derechos y el bienestar de estas personas en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible y otros marcos de desarrollo internacionales, como el Marco de Sendái para la Reducción del Riesgo de Desastres, la Carta sobre la Inclusión de las Personas con Discapacidad en la Acción Humanitaria, la Nueva Agenda Urbana, y la Agenda de Acción de Addis Abeba sobre la Financiación para el Desarrollo.

MÁS INFORMACIÓN