Día de la juventud

12 de agosto: día internacional de la juventud

Actualmente, existen en el mundo 1800 millones de jóvenes entre los 10 y 24 años de edad. Es la población juvenil más grande de la historia. Sin embargo, más de la mitad de los niños y adolescentes de entre 6 y 14 años no saben leer o no tienen conocimiento básico de matemáticas, a pesar de que la mayoría de ellos asiste a la escuela.

Esta crisis global en el aprendizaje amenaza con fuerza el progreso hacia los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

En 1999, la Asamblea General de las Naciones Unidas designó el 12 de agosto como el Día Internacional de la Juventud, una celebración anual que busca promover el papel de los jóvenes como socios esenciales en los procesos de cambio y generar un espacio para generar conciencia sobre los desafíos y problemas a los que estos se enfrentan.

VER MÁS SOBRE DÍA INTERNACIONAL DE LA JUVENTUD

Tomado el INDH 2011. Guatemala: ¿un país de oportunidades para la juventud?

¿Es Guatemala un país que ofrece oportunidades a las juventudes? ¿Constituyen dichas juventudes una oportunidad para el desarrollo humano del país? ¿Cuáles son los factores que promueven las inclusiones o exclusiones de las oportunidades básicas para las personas jóvenes? ¿Qué ocurre cuando faltan las oportunidades básicas? ¿Qué acciones y medidas de política pública son necesarias para promover el desarrollo humano de las juventudes? Estas preguntas orientadoras son respondidas a lo largo del Informe, cuyos mensajes se resumen en las siguientes líneas:La juventud, en su amplia diversidad geográfica y étnico-cultural, constituye una oportunidad para el desarrollo humano de Guatemala. Aprovecharla depende de las oportunidades básicas que las mujeres y los hombres jóvenes tengan para vivir una vida larga y saludable, con seguridad e identidad; para aprender los conocimientos, valores y habilidades que les permitan formarse para la ciudadanía y el trabajo; para acceder a un empleo digno; participar en la vida política y social; y para disfrutar el tiempo libre.

El país que ha heredado la juventud ha avanzado en sus resultados de desarrollo humano en la última década, pero los niveles de desarrollo son extremadamente desiguales entre territorios, áreas, pueblos, comunidades lingüísticas y estratos socioeconómicos. Transformar las condiciones de pobreza y desigualdad desde las acciones del Estado y la sociedad es un imperativo para que las juventudes puedan heredar un mejor país a la próxima generación.

En Guatemala, solamente una pequeña proporción de las personas jóvenes accede al conjunto de las oportunidades básicas. Los mayores niveles de exclusión de estas oportunidades se encuentran entre las juventudes rurales, indígenas, de los estratos bajos y las mujeres.

VER INDH 2011