Cambio climático

Fortalecimiento de la Gobernabilidad Ambiental ante los Riesgos Climáticos en Guatemala


SNU Guatemala- AECID-SEGEPLAN- MARN-MAGA-MSPAS


Objetivos:

El presente Programa Conjunto (PC) responde a las prioridades del Gobierno de Guatemala de atender a la problemática de gestión de los recursos naturales que ha sido identificada en el UNDAF 2010-2014 como uno de los cinco pilares en los que se desarrolla el Marco Programático del SNU en Guatemala. Los resultados del II Informe de Avance de ODM del Gobierno de Guatemala, identifican las 19 intervenciones mas costo efectivas para cumplir con el conjunto de metas del milenio, dentro de las cuales el acceso al agua potable ocupa el 1er y 2º lugar y el saneamiento el 8º y 9º. Dicho Programa también se enmarca dentro del mandato del Sistema de Naciones Unidas a tener un rol catalizador y de apoyo a acciones que tengan como fin de evitar que “la violación del derecho humano a tener agua limpia y saneamiento destruya el potencial humano en gran escala y a contribuir con el logro de los Objetivos del Milenio – ODM (específicamente, Objetivo 7 e impacto en Objetivos 1,4 y 5).

Todas las actividades del Programa Conjunto están encaminadas a obtener resultados y objetivos que contribuyan a fortalecer la Gobernabilidad del Agua que el SNU define como “Los procesos políticos, económicos, sociales; así como las instituciones a través de las cuales los gobiernos, la sociedad civil y el sector privado, toman decisiones acerca de cómo utilizar desarrollar y manejar los recursos hídricos de forma optima”.

Resultados:

• RESULTADO 1: Las instituciones gubernamentales del Corredor Seco generan propuestas para implementar coordinadamente los instrumentos de política pública en torno a la gobernabilidad ambiental.
• RESULTADO 2: Las familias y las organizaciones comunitarias participan activamente en la toma de decisiones para gestionar el ordenamiento de los recursos naturales del corredor seco.
• RESULTADO 3: Las comunidades, gobiernos municipales y mancomunidad realizan buenas prácticas de uso integral del agua (consumo doméstico y agricultura sostenible)
• RESULTADO 4: Las instituciones gubernamentales, las comunidades, los gobiernos municipales y mancomunidades del Corredor Seco negocian esquemas de pago o compensación de servicios ambientales con énfasis en el recurso hídrico.

Territorialización:

Las áreas de intervención del Programa Conjunto son:

1- 6 departamentos del CORREDOR SECO DE GUATEMALA (definido por los municipios con extremadamente alta, muy alta y alta amenaza de sequía): Zacapa, Progreso, Chiquimula, Jutiapa, Jalapa y Baja Verapaz.
2- 6 municipios del departamento de Baja Verapaz como área demostrativa: Salamá, San Miguel Chicaj, Rabinal, Cubulco, El Chol y Granados.

El PC Apoyará a individuos y comunidades del CORREDOR SECO a enfrentar y gestionar las consecuencias del CAMBIO CLIMÁTICO (adaptación al cambio climático); al incorporar riesgos climáticos futuros al proceso de formulación de políticas para atender la vulnerabilidad ante el efecto de cambio climático de sequía y sus posibles consecuencias en el ámbito de la disponibilidad y acceso al recurso hídrico, los efectos sobre la producción agrícola y los servicios ambientales.

Justificación:

Guatemala es el país más poblado (12.700,611 según proyección oficial para 2005) y el tercero más extenso (108,889 km2) de Centroamérica. La población se caracteriza por ser en su mayoría pobre, rural, joven e indígena. El país presenta uno de los índices de desarrollo humano más bajos de América Latina (0.704) y grandes diferencias en la distribución de la riqueza (el 51 % de la población vive en pobreza y de ella el 15.2% en pobreza extrema, especialmente en las áreas rurales e indígenas).

El documento Metas del Milenio: Informe del Avance de Guatemala (2002) muestra que la crisis del café y la sequía de 2001 contribuyeron al deterioro económico y social del país, revirtiendo incluso, muchos de los avances logrados en la década de 1990. Elementos adicionales que afectaron negativamente fueron las tormentas tropicales Mitch y Stan. El impacto de dichas tormentas es tal, que la suma de las pérdidas y recursos necesarios para la reconstrucción supera la capacidad de inversión de la economía nacional. Aunque la pobreza y los impactos de los desastres ambientales producidos por las tormentas tropicales se concentran en el área rural, las inversiones publicas y privadas de la economía nacional se concentran en los sectores secundario y terciario de la economía, es decir en el área urbana. Esta situación se puede agravar dada la creciente variabilidad climática resultante del cambio climático.

No obstante los avances en materia de protección de los ecosistemas experimentados en la década de los 90´s, la falta de políticas públicas y mecanismos efectivos de gestión ambiental hace que aun persistan zonas con graves daños a sus recursos naturales, daños que afectarán el suministro de agua y la calidad de los suelos. Según el Censo 2002, en el área urbana el 89.5% de los hogares disponen de agua entubada y el 94.6% de sistemas para la disposición de excretas. En el área rural estos porcentajes son 59.6% y 76.3% respectivamente.

En el CORREDOR SECO DE GUATEMALA (La población de esta zona es mayor a 150 mil personas, la mayoría son de origen indígena), el déficit de precipitaciones del 2001, así como la caída de los precios del café en el mercado internacional y su impacto en las economías campesinas, se produjo en un contexto de severa vulnerabilidad social/institucional y de degradación ambiental que por años se ha acumulado en esos territorios. Aunado con lo anterior, los problemas de disponibilidad y abastecimiento de agua que caracterizan esa región y la deficiente gestión ambiental y particularmente de los recursos hídricos, constituyen dos elementos que contribuyen de forma sustantiva a la configuración de condiciones de inseguridad ambiental e ingobernabilidad.

Frente a la demanda de agua para consumo humano y producción alimentaria, la problemática ambiental en el llamado CORREDOR SECO, se resume en:
a. La disminución de la cantidad y calidad del agua, y la desregulación del ciclo de los recursos hídricos.
b. La falta de protección y desaparición de fuentes de agua.
c. La alta vulnerabilidad territorial y ambiental.
d. La débil gestión institucional vinculada al uso y manejo de los recursos naturales

Guatemala registra avances en la gobernabilidad ambiental, como la aprobación de la Política Nacional para la Conservación Protección y Mejoramiento del Ambiente y los recursos nacionales (MARN, 2006). Sin embargo la institucionalidad con atribución legal de rectoría en temas ambientales, el MARN, aun carece de mecanismos para la coordinación y escasos recursos para lograr transversalizar el tema a través de los Organismos del Estado, por lo que las consideraciones ambientales no están aún presentes en los planes sectoriales y las políticas de desarrollo.

El agua es considerado el hilo conductor del Programa por las siguientes razones:
• su categoría de derecho humano y su indispensabilidad para el logro de todos los ODM;
• por ser el recurso critico ante el riesgo del cambio climático (tanto por inundación como sequía);
• porque una mejor gestión de este recurso contribuye directamente a potenciar la gobernabilidad de otros recursos naturales como los bosques, la biodiversidad y el suelo ya que estos otros están íntimamente ligados al ciclo hídrico

Monto del Proyecto:

La inversión del Fondo de los Objetivos del Milenio (F-ODM) para contribuir a fortalecer la gobernabilidad ambiental ante los riesgos climáticos asciende a US $ 3.6 millones.


Información del Programa Conjunto

Productos promocionales

Noticia Green Times Pág. 15