Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Sexual en los Conflictos

19 de Junio
11 March 2013. El Fasher: Students from the Midwifery School in El Fasher, North Darfur, participate at the march organized by UNAMID to commemorate the International Women's Day. 
With the slogan "Together to promote the dignity of Women and Girls", the event was organized in coordination with UNHCR, UNFPA, UNDP, UNICEF, UNWomen and the Government of Sudan. 
Photo by Albert Gonz‡lez Farran, UNAMID

En Junio de 2015, la Asamblea General proclamó, en su resolución A/RES/69/293 Documento PDF, el 19 de junio Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Sexual en los Conflictos con el objetivo de concienciar sobre la necesidad de ponerle fin, honrar a las víctimas y los supervivientes de la violencia sexual de todo el mundo y rendir homenaje a todos quienes han dedicado su vida con valentía a la lucha para erradicar estos delitos y han perdido la vida en esa empresa.

La fecha fue elegida para conmemorar la adopción de la resolución 1820 del Consejo de Seguridad Documento PDF, el 19 de junio de 2008, en la que el Consejo condenó la violencia sexual como táctica de guerra y un impedimento para la consolidación de la paz.

Una mesa redonda Documento PDF en inglés para conmemorar el primer Día Internacional para la Eliminación de la Violencia Sexual en los Conflictos se celebró en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York el martes, 21 de junio de 2016, de 15,00 a 17,00 horas.

La «violencia sexual relacionada con los conflictos» abarca las violaciones, la esclavitud sexual, la prostitución forzada, los embarazos forzados, la esterilización forzada y cualquier otro acto de grave violencia sexual contra mujeres, hombres o niños que tienen una vinculación directa o indirecta y temporal, geográfica o causal con un conflicto.

Si bien muchos lugares se ven afectados por la amenaza, la perpetración o el legado de este tipo de violencia, el último informe del Secretario General Documento PDF en inglés se centra en 19 situaciones de países para los cuales existe información creíble. También, por primera vez, se identifica el uso de la violencia sexual como táctica terrorista.

Una preocupación constante es que el miedo y el estigma cultural convergen para que la inmensa mayoría de los supervivientes de la violencia sexual relacionada con los conflictos no denuncien esa violencia. Los profesionales sobre el terreno estiman que por cada violación denunciada en relación con un conflicto, hay entre 10 y 20 casos que quedan sin documentar.