ONU apoya a víctimas del enfrentamiento armado en Guatemala

El Sistema de las Naciones Unidas junto a la Asociación Campesina de Desarrollo Integral Nebajense –ASOCDENEB- y la Asociación de Movimiento de Víctimas del Norte de Quiché –ASOMOVIDINQ-, han acompañado a la comunidad de Ixtupil, Nebaj, Quiché,  en la inhumación de 47 víctimas del Conflicto Armado Interno el martes 8 de agosto.

Desde el 2011 con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo –PNUD- a través del Programa de Acompañamiento a la Justicia de Transición –PAJUST- con el apoyo del Gobierno de Suecia; y ahora con el Fondo para la Consolidación de la Paz, donde también se une la Organización Internacional para las Migraciones -OIM- brindan asistencia técnica.

Inhumaciones en Ixtupil

La Fundación de Antropología Forense de Guatemala –FAFG- realizó las exhumaciones en el año 2012 y 2013, logrando la identificación de 14 víctimas. El proceso de identificación fue difícil y prolongado debido al estado de deterioro en el que se encontraron los restos de las víctimas; sin embargo, la FAFG continuará analizando las muestras ADN para poder identificar al resto de las otras 33 víctimas, que ahora se inhuman con los respectivos códigos.

La aldea Ixtupil está ubicada en la región norte del municipio de Santa María Nebaj, en el Quiché. A finales de la década de los 70 dio inicio una de las etapas más difíciles y violentas en la historia de esta comunidad Ixil, entre los años 1980 y 1982 la violencia se hizo indiscriminada, acabando con la vida de gran parte de la comunidad.

 

Los restos de las víctimas fueron encontrados en Xemanzana en la Aldea Ixtupil, un lugar que funcionó como cementerio clandestino durante la época del conflicto armado. A través de la exhumación la comunidad estará dando cristiana sepultura en el cementerio de la comunidad de Ixtupil.

El acompañamiento de ASOCDENEB y ASOMOVIDINQ, se ha centrado en el apoyo jurídico social desde el 2006, tratando de acercar los servicios de justicia a la comunidad de Ixtupil. Asimismo, este trabajo se ha complementado con la atención psicosocial de los familiares de las víctimas y de las personas sobrevivientes a cargo del Equipo de Estudios Comunitarios y Acción Psicosocial –ECAP-.

A lo largo de estos procesos, se ha contado con el acompañamiento del PAJUST que es apoyado por la Embajada de Suecia y el Fondo de las Naciones Unidas para la Consolidación de la Paz, así como con el apoyo del Comité Internacional de la Cruz Roja.

Héctor Morales Delgado con información de la ASOMOVIDINQ

Mensaje de la Coordinadora Residente del Sistema de las Naciones Unidas en Guatemala, Sra. Rebeca Arias Flores.
VIDEO