La salud y la armonía transforman a las familias

36830203430_69612ab545_oMi nombre es Nancy Mercedes Chávez y soy de la cabecera departamental de Sololá, Sololá, Guatemala.  Me defino como una persona que educa a las personas para que puedan tener un mejor futuro, dándoles charlas que realmente les sirvan en sus vidas.  Cuando comencé a trabajar como educadora de salud sexual y reproductiva, me resultaba muy difícil salir a las comunidades, pero viendo la situación, me di cuenta que no sólo a la comunidad sino también a mí me servía.  He aprendido a hablar a las personas y enseñar a otros y otras para que lo puedan trasmitir a otras familias.

Las educadoras y los educadores somos de distintos lugares, cada uno comparte experiencias y aprende.  Los temas son variados, entre ellos señales de peligro antes, durante y después del parto; planificación familiar y otros de igual importancia.

Pienso que he recibido muchos beneficios, puesto que todas estas experiencias las estoy aplicando en mi vida, especialmente cuando me doy cuenta que algunas mujeres tienen hijos año tras año y que eso les hace sufrir porque es difícil para ellas mantener y atender a tantos niños, lavar su ropa y la del esposo. El beneficio principal para las mujeres es no quedar embarazadas tan fácilmente, que puedan tener un parto normal y, si hay algún peligro durante el embarazo, con la información que les damos en el proyecto, ella y el niño o la niña pueden ser salvados.

Las enseñanzas del proyecto también han influido en mi vida familiar, ya que antes mi familia se encontraba desintegrada, pero a través de los conocimientos que he ido adquiriendo, he tenido la oportunidad de platicarles lo que pasa en las comunidades y ello ha hecho que ahora seamos más unidos; ahora platicamos con mucha más confianza sobre temas que antes nos daba vergüenza.  Al trabajar con las familias acerca de los beneficios de la planificación familiar, mejora la salud y la vida de las mujeres; se fortalecen las familias ya que mejora la comunicación y los acuerdos; mejora la vida y la salud de las hijas e hijos ya que se invierte mejor los recursos que la familia genera.

Mi proyecto personal se relaciona con hacer realidad todas las cosas que me quedan por vivir y alcanzar mis sueños utilizando los caminos correctos.  Deseo seguir estudiando, tener una mejor comunicación, tener una familia y yo, como mujer, ayudar a mi esposo y orientarlo con respecto a estos temas.

Nancy es egresada del proyecto Educadores Comunitarios en Planificación Familiar, del Ministerio de Salud, Previsión y Asistencia Social (MSPAS) en Sololá y durante varios años trabajó en su comunidad y otras cercanas apoyando a las parejas trabajando con los hombres y las mujeres para conocer sus derechos humanos y sus derechos sexuales y reproductivos.

Así muchas personas en sus comunidades ahora comprenden los beneficios de planificar la familia, tomar decisiones acerca de cuántos hijos e hijas desean tener, cuál es el mejor momento para tenerlos y cuánto tiempo espaciarlos.

Muchas personas en estas comunidades están de acuerdo en que las familias pequeñas viven mejor porque planifican la vida, invierten sus recursos en el desarrollo y se ponen de acuerdo para vivir en armonía.  Las familias pequeñas tienen mejor salud, tienen mejores oportunidades para la educación y se mantienen más unidas.

Junto a ella también compañeros educadores trabajan especialmente con los hombres de las comunidades.  Les apoyan para tener una mejor vida como pareja y familia, comprendiendo el ciclo hormonal y cómo funcionan los métodos de planificación familiar.

Galería fotográfica: https://www.flickr.com/photos/99932501@N03/sets/72157686578758663