Urge ley de Agricultura Familiar

IMG_0145

El Sistema de Naciones Unidas en Guatemala en relación al actual proceso de discusión en el Honorable Congreso de la República, vinculado con la iniciativa 4947, “Ley de Agricultura Familiar para el fortalecimiento de la Economía Campesina”, expresa su reconocimiento y respaldo al Organismo Legislativo por llevar a cabo tan importante proceso y augura su pronta aprobación.

Como antecedentes, en 2014, la ONU declaró el “Año Internacional de la Agricultura Familiar”;  en 2016 el PARLATINO aprobó la Ley Modelo para Agricultura Familiar, que apunta a dotar de instrumentos jurídicos y técnicos a legisladores de los países para destacar la importancia de la agricultura familiar en la solución de problemas relacionados con el hambre y la malnutrición.  Hechos que expresan su importancia a nivel mundial, considerando que este sector produce casi el 70% de los alimentos que se consumen en el mundo.

La agricultura familiar (AF) contribuye a  generar importantes ingresos para las familias campesinas, los que podrían coadyuvar a superar la pobreza, siendo además una actividad productiva incluyente y sostenible con el ambiente. Además, la AF también  destaca el aporte de las mujeres rurales  y las familias campesinas en la preservación  de prácticas agroecológicas que garantizan la seguridad alimentaria a través de la producción de alimentos saludables.

Guatemala, al igual que el resto de países, ha adoptado los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) siendo el primero, el segundo y el quinto de ellos: “fin de la pobreza”, “hambre cero” y “lograr la igualdad entre los géneros”. La agricultura familiar  se constituye en una opción insustituible para avanzar hacia el logro de los mismos, especialmente porque en Guatemala el 61% de los hogares agropecuarios (aproximadamente 800 mil) se dedican a ella. Es importante hacer notar que en el área rural, donde sigue habitando la mitad de la población guatemalteca, prevalece un 76.1% de pobreza (INE, 2014, ENCOVI, p.4)  este indicador es 6 puntos porcentuales mayor que en 2006 (SCEP, 2016, Agenda Rural de Gobierno 2016 – 2020, P.11), dato que resalta el creciente problema de la pobreza rural en Guatemala. Debido a que el país presentó limitados resultados en alcanzar los Objetivos de Desarrollo del Milenio para el año 2015, se hace necesario fortalecer las políticas y programas incluyentes que permitan avanzar hacia el logro de los Objetivos de la Agenda 2030, para un  Desarrollo Sostenible, como en el fortalecimiento de la agricultura familiar y con un enfoque de igualdad de género.

Por lo tanto el Sistema de Naciones Unidas  exhorta, de manera respetuosa, al Organismo Legislativo y a los distinguidos señores Diputados a aprobar con urgencia esta tan esperada iniciativa de Ley que transformará al país.