Avances y desafíos del Acuerdo sobre Pueblos Indígenas

Informe AIDPI Programa Maya
Una contribución del Programa Maya

Con ocasión de la conmemoración de los 20 años de la firma de los Acuerdos de Paz Firme y Duradera, que dieron fin al conflicto armado en Guatemala, se consideró importante contribuir a una revisión y análisis del contenido, en términos de avances y desafíos relacionados al cumplimiento del Acuerdo sobre Identidad y Derechos de los Pueblos Indígenas –AIDPI–, firmado por las partes en México D.F., el 31 de marzo de 1995. Dicho acuerdo constituyó un hito histórico al reconocer que los derechos de los Pueblos Indígenas (Maya, Xinka y Garífuna) son fundamentales y de trascendencia histórica para el presente y futuro de Guatemala.

 

Los Pueblos Indígenas han sido particularmente sometidos a niveles de discriminación de hecho, explotación e injusticia por su origen y cultura. Dicha realidad histórica sigue afectando profundamente el pleno ejercicio de sus derechos y participación política. Como lo describe uno de sus considerandos, “…en tanto no se resuelva este problema de la sociedad guatemalteca, sus potencialidades económicas, políticas, sociales y culturales no podrán desenvolverse en toda su magnitud, y ocupar en el concierto mundial el lugar que le corresponde por su historia milenaria y la grandeza espiritual de sus pueblos”.

 

En ese sentido, el presente informe hace una aproximación al contexto histórico, los importantes pero insuficientes avances, y los grandes desafíos relacionados a lo sustantivo de dicho Acuerdo. El análisis infiere que sólo se ha cumplido, en promedio, un 34.73% de los compromisos contraídos en el ADPI, y los derechos civiles, políticos, sociales y económicos, son los que menos se han cumplido.

 

Asimismo, se constituye en un instrumento válido y útil para el diálogo y el debate, en aras de renovar un verdadero compromiso en la perspectiva de construir un Estado plural con enfoque de derechos humanos, individuales y colectivos, que fortalezca tanto a titulares de derechos como portadores de obligaciones, considerando que a 20 años de la firma del AIDPI, sigue siendo una deuda histórica el reconocimiento pleno y expreso de la identidad de los Pueblos Maya, Xinka y Garífuna en la Constitución Política de Guatemala.

DESCARGA DEL DOCUMENTO AIDPI Informe final PDF