El Sistema de Naciones Unidas recomienda un abordaje integral del tema migratorio

logo

La protección de los derechos humanos de las personas migrantes debe ser una prioridad en el marco jurídico de los países, tal y como lo establece el “Protocolo Contra el Tráfico Ilícito de Migrantes por Tierra, Mar y Aire, que Complementa la Convención de las Naciones Unidas Contra la Delincuencia Organizada Transnacional”, así como la Convención Internacional sobre la Protección de los Derechos de los Trabajadores Migratorios y de sus Familias, ambos ratificados por Guatemala.

El Sistema de las Naciones Unidas (SNU) ha notado con preocupación que el Congreso de la República de Guatemala aprobó reformas a la Ley de Migración mediante el Decreto 10-2015, legislación que aborda temas en materia migratoria desde la perspectiva de la persecución penal del tráfico ilícito de migrantes, previsión normativa que podría implicar inclusive la criminalización de la migración irregular.

Sería importante adecuar el contenido de dicha ley a los estándares internacionales de derechos humanos, para orientarla hacia un abordaje de garantías e integralidad del fenómeno migratorio, que mejore las respuestas ante los enormes riesgos y vulnerabilidades asociadas.

Guatemala es un país de origen, tránsito, destino y retorno de personas migrantes. Sin embargo, las reformas aprobadas se enfocan únicamente en la persecución penal como “solución” a un tema complejo que involucra a personas de diversas nacionalidades y en el que intervienen más de dos Estados. Además, sería positivo reforzar las normas en materia de casos particulares de solicitantes de asilo, refugiados y apátridas; de la misma forma, incorporar un el abordaje especializado para niñas, niños y adolescentes migrantes no acompañados y unidades familiares.

El SNU invita al Honorable Congreso de la República de Guatemala a discutir y aprobar una ley integral acorde con los estándares internacionales en materia de protección a personas migrantes y bajo una nueva estructura institucional, estimando adecuado que la discusión conlleve la participación de los diferentes sectores, especialmente de la sociedad civil especializada en la temática.

El SNU reitera su disposición al Congreso de la República de continuar brindando apoyo técnico para alcanzar este objetivo lo más pronto posible, tal y como lo hizo con la elaboración de la iniciativa 4869 “Ley de Protección a la Niñez y Adolescencia Migrante No Acompañada y Separada de su Familia y de Combate al Tráfico Ilícito de Migrantes” –misma que ya cuenta con dictamen favorable por parte de la Comisión del Migrante- o con el Anteproyecto de Código Migratorio, el que ha sido trabajado de manera interinstitucional.


Comentario

Comunicado