Hay que poner fin al Sida antes del 2030

logo

La respuesta al VIH y sida en el marco de la agenda global para los próximos 15 años tiene un objetivo claro: poner fin a la epidemia del sida en el marco de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Esta propuesta se basa principalmente en los avances logrados en la última década. Al hacer el balance de período enmarcado en los Objetivos del Milenio (ODM), el correspondiente a la respuesta al VIH y sida (ODM6) es uno de los que presenta mayores logros; el haber alcanzado este año la meta de lograr que 15 millones de personas reciban tratamiento antirretroviral es un buen ejemplo de los logros obtenidos.

Guatemala se ha sumado al consenso global, suscribiendo una carta de compromiso y acordando las acciones a ser implementadas en los próximos cinco años para alcanzar estas metas. Sin embargo, el desafío para el país es inmenso. El Sistema de las Naciones Unidas hace un llamado para que el Estado de Guatemala asegure los recursos financieros para garantizar el acceso a tratamiento antirretroviral a todas las personas que lo necesite. Es prioritario fortalecer intervenciones preventivas en los departamentos donde se reporta el mayor número de casos nuevos. Además se debe mejorar la coordinación entre entidades del Estado, la cooperación internacional y las organizaciones de base comunitaria.

Al conmemorar el Día Mundial de la Respuesta al Sida, ONUSIDA presenta un nuevo informe, en el cual se presentan experiencias exitosas de varios países y se resaltan los principales desafíos para los próximos años. En este reporte mundial se incluyó un modelo preventivo desarrollado por una ONG guatemalteca y enfocado a hombres que tienen sexo con hombres. Se considera que esta iniciativa es una práctica ejemplar para aumentar la asesoría entre pares y la realización de la prueba.

La estrategia de Respuesta Acelerada propuesta por ONUSIDA definió unas metas globales para el año 2020: que el 90% de las personas que viven con VIH conozcan su diagnóstico; que el 90% de las personas que conocen su diagnóstico reciban tratamiento antirretroviral; y que el 90% de las personas en tratamiento no tengan virus circulando en su sangre (carga viral indetectable). Estas acciones pretenden que cuando se haya cumplido el plazo de la Agenda de Desarrollo 2030 se debería de haber puesto fin al sida.


Comentario

Comunicado